¿Realizamos pruebas en animales?

Laboratorio científico y probetas

Por lo general, ¿prueba Nestlé sus productos en animales?

No. No realizamos pruebas en animales para desarrollar alimentos y bebidas convencionales como café, té, cereales y chocolate.

¿Se les exige en algún momento probar sus nuevos productos o ingredientes en animales?

En escasas ocasiones. Las autoridades nacionales exigen que los nuevos productos e ingredientes alimentarios sean seguros para el consumo humano y, en algunos casos, es necesario realizar pruebas en animales para demostrarlo.

Podemos garantizar que evitamos en lo posible tener que realizar pruebas en animales y el cuidado que prestamos a los animales cumple siempre con los más altos estándares. Las pruebas en animales deberían realizarse solo cuando fueran absolutamente necesarias, como parte del proceso normativo de comercialización de un producto, o como parte del desarrollo de productos alimentarios nuevos, como los que aportan beneficios sanitarios.

¿Por qué es necesario realizar pruebas en animales?

Los estudios en animales son vitales para lograr avances en la investigación científica básica en nutrición y salud.

Este tipo de investigación ayuda a proporcionar una base científica a partir de la cual desarrollar ingredientes nuevos o bien nuevas estrategias de nutrición para mejorar la salud. Aquí se incluyen los alimentos medicinales que ayudan a las personas con enfermedades médicas graves y crónicas.

¿Qué opina Nestlé de las pruebas en animales?

En los casos en los que sea necesario realizar pruebas en animales, es esencial ser conscientes de nuestra responsabilidad ética respecto al bienestar de los animales y conseguir que nuestras acciones se rijan por dicha responsabilidad. Esto incluye procurarles alojamiento, alimentación, cuidado y manipulación adecuados.

Cualquier solicitud para realizar pruebas en animales debe enviarse a nuestro comité ético interno para su aprobación, antes de ser enviada a las autoridades pertinentes.

Nos aseguramos de que todos los empleados que estén al cargo de animales en nuestras instalaciones de investigación estén formados para cuidar de animales destinados a fines de investigación, para garantizar así que se actúa con el máximo rigor ético. Estamos al día de los últimos avances en pruebas en animales, así como de las alternativas existentes.

Cuando realizamos estudios en animales, aplicamos la regla “Triple R”, reconocida internacionalmente, y los correspondientes principios para el bienestar animal con el fin de garantizar que las pruebas se utilicen únicamente cuando sea necesario y que se trate a los animales según los más altos estándares.

¿Qué significa la “Triple R”?

Las tres R hacen referencia a reemplazar, reducir y refinar. Esto significa que en todo momento intentamos desarrollar nuevos métodos científicos con el objetivo de eliminar la necesidad de realizar pruebas en animales siempre que sea posible, reducir el número de animales utilizados y refinar el propio proceso de prueba.

¿Cómo se regula este tipo de estudios?

Todos los estudios en animales son evaluados y aprobados por la autoridad local competente en ética animal. Los estudios se realizan cumpliendo íntegramente con todas las normativas aplicables sobre bienestar animal, como la Directiva de la Unión Europea relativa a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos.

También respaldamos las normas internacionales sobre bienestar animal promovidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, según su acrónimo histórico) y por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).