1930-1949

Los años de la posguerra

Envase de Leche en polvo Pelargón

Envase de Leche en polvo Pelargón

Sede de Sociedad Nestlé AEPA en la calle Aragón, de Barcelona

Sede de Sociedad Nestlé AEPA en la calle Aragón, de Barcelona

1930-1949

Durante esos años España vivía momentos inciertos. No obstante, el crecimiento de Nestlé se mantenía a un ritmo sostenido. En 1930, tiene lugar la fusión con la Sociedad Lechera Montañesa, empresa que había ofrecido una dura competencia desde 1926 comercializando su propia leche condensada y su harina lacteada.

La lista de productos lácteos destinados a la alimentación infantil se incrementó de forma considerable como consecuencia de los esfuerzos realizados por los especialistas de Nestlé en directa colaboración con médicos y pediatras, a fin de perfeccionar la formulación de las especialidades. En 1944, en plena posguerra, tuvo lugar de la definitiva implantación del más conocido de estos productos, la leche en polvo Pelargón, que marcó a toda una generación de españoles.

Esta incesante actividad determinó también la necesidad de disponer de más espacio para las funciones administrativas, de tal modo que se encargó la construcción de una nueva sede. El edificio se levantó, en 1935, en la céntrica calle Aragón de Barcelona, donde todavía hoy se mantiene en pie con algunas modificaciones. Sin embargo, la sede no pudo ser utilizada hasta el final de la contienda civil española.

Todos esos avatares, agravados por la Segunda Guerra Mundial, se superaron gracias a la solidez de los principios éticos de la Compañía y al compromiso y trabajo en equipo de todos los empleados. En esas circunstancias, Nestlé emprendió la apertura de nuevos centros de producción: una fábrica en Pontecesures, Pontevedra, en 1939; otra en Olot, Girona en 1940, fruto de la incorporación al grupo de Granja Soldevila, y una tercera en Palma en 1943, tras la integración de Industrial Lechera de Mallorca.

En aquella época, Nestlé llevó a cabo originales propuestas en materia de comunicación, como los populares autómatas que habían llegado al país con motivo de las exposiciones de Barcelona y Sevilla de 1929, y los vehículos publicitarios, que llevaban a toda la geografía nacional el mensaje de los productos Nestlé durante los difíciles años de la posguerra.

Momentos clave

  • 1944 Nestlé hace historia y pone a la venta la primera leche infantil Pelargón, que más tarde marcaría una época