1905-1919

La Harina Lacteada llega a España

Cartel de Harina Lacteada Nestlé

Harina Lacteada Nestlé

Primera fábrica de Nestlé en España. La Penilla (Cantabria)

Primera fábrica de Nestlé en España. La Penilla (Cantabria)

1905-1919

Pese al declive propiciado por la pérdida del comercio de Ultramar, a comienzos del siglo XX la provincia de Santander mantenía una variada actividad industrial que incluía la minería, la industria conservera propia de las poblaciones costeras y la ganadería de tipo lechero en las montañas del interior.

Fue precisamente esta tradición ganadera, unida a la existencia de unas estratégicas vías de comunicación, tanto marítimas como terrestres, lo que hizo de Santander el emplazamiento ideal para la instalación de la primera factoría de Nestlé en España. Tras un exhaustivo estudio, se adquirieron unos terrenos cercanos a la estación de ferrocarril de la localidad santanderina de La Penilla. La construcción se inició en 1904 y en marzo de 1905 salía de la fábrica el primer bote de Harina Lacteada.

El producto no era nuevo en España. Curiosamente, los agentes de Nestlé en Londres buscaron en Jerez sus primeros representantes en España, puesto que la zona les resultaba conocida por el comercio de los reputados vinos de la región.

Los primeros años no fueron fáciles para la plantilla inicial de la empresa, un equipo de treinta personas encabezado por Lorenzo Pfersich Wüscher. La desconfianza de los ganaderos de la zona tuvo que ser superada mediante escrupulosos pagos al contado a los proveedores. Para verificar la calidad de la leche, el propio director de fábrica se desplazaba personalmente a las pequeñas explotaciones ganaderas locales.

Poco a poco, la desconfianza inicial dio paso a un clima de entendimiento y colaboración, que redundaría en innumerables aportaciones de Nestlé a la zona, entre las que destaca la creación del Servicio de Fomento Agropecuario en 1956.

En apenas diez años la fábrica de La Penilla duplicó su capacidad de producción, pasando de los 140.000 litros de leche que procesó en su primer año a los 374.000 de 1914. Paralelamente, en 1910 se inició también la producción de leche condensada La Lechera. A finales de la década, ya se procesaban ocho millones y medio de litros de leche al año.

Momentos clave

  • 1910 En pleno crecimiento socioeconómico en nuestro país, da comienzo la producción de la Leche Condensada La Lechera