Ayudamos a los caficultores de Vietnam a ahorrar agua

ago 24, 2015
granjera vietnamita

Vietnam es el segundo país productor de café más importante del mundo, en el que 2,6 millones de personas viven de este sector. La mayor parte del café se cultiva en el Altiplano Central, donde la agricultura, en todas sus formas, utiliza alrededor del 96% del agua consumida en la región.

El cambio climático y el uso excesivo de agua en la agricultura hacen que la escasez hídrica sea una amenaza creciente para los agricultores, para el uso doméstico y para la industria. Un estudio cofinanciado por Nestlé estima que, en general, los caficultores usan un 60% más de agua de la necesaria durante la estación seca, que va de noviembre a abril.

Vista previa de la infografía

La escasez de agua comporta costes económicos y medioambientales

Más allá del coste medioambiental y la escasez de agua, los agricultores también afrontan costes financieros y de mano de obra. No pagan por el agua que bombean de los pozos, pero deben comprar la gasolina para las bombas e invertir mucho tiempo regando sus campos.

Empresarios cafeteros vietnamitas

Pham Phu Ngoc, jefe local de Nestlé en el equipo de Agri-Service, afirma que una manera de combatir rápidamente el problema de la escasez de agua a gran escala es utilizando instrumentos económicos que los agricultores puedan encontrar fácilmente y enseñar a utilizarlos a sus vecinos. Ngoc ha contribuido a expandir esta idea entre la 'Farmer Connect' network, los casi 20.000 cultivadores que suministran café a Nestlé directamente.

Botellas de plástico y latas de leche condensada vacías para reducir el uso de agua

Enterrando una botella de plástico del revés en la tierra y observando sus niveles de condensación, el cultivador de café mide la cantidad de agua en la tierra. Cuando las gotas de agua se vuelven escasas, sabe que ha llegado el momento de regar por primera vez durante la estación seca. Después del riego, utilizan las latas vacías de leche condensada para calcular la cantidad de agua de lluvia que reciben sus árboles.

Granjero vietnamita

"Las botellas y las latas funcionan", afirma Ngoc. "Es más efectivo que utilizar herramientas más complejas que pueden ser demasiado científicas para que las dominen los agricultores".

Los cultivadores de café de Vietnam tradicionalmente utilizaban de 700 a 1000 litros de agua por árbol para regar, explica, pero ahora logran la misma producción de café usando sólo 300-400 litros, consiguiendo así un ahorro de agua de más del 50% en muchos casos.

Actividades y formación de base con un impacto significativo

Mientras los agricultores de países más desarrollados pueden emplear tácticas más sofisticadas para reducir el uso de agua, las actividades y la formación de base son efectivas en el Vietnam rural.

Trabajador vietnamita en la industria del café

Nestlé promueve guías para el ahorro de agua a su red de cultivadores de Vietnam, a través de sus Buenas prácticas de cultivo Nescafé desarrolladas con la ONG Rainforest Alliance, la cual forma parte del Nescafé Plan.

La empresa también trabaja con la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (SDC) para formar a los cultivadores de café de su red en buenas prácticas agrícolas, incluyendo la gestión del agua.

Enlaces relacionados