Volver a todas las historias
3 minutos (lectura estimada)

La gestión de los recursos hídricos es una de nuestras principales prioridades medioambientales. Así, entre los objetivos de la política de sostenibilidad de Nestlé se encuentra optimizar y minimizar el consumo de recursos naturales en todas las operaciones de la cadena de valor.

Desde 2010, Nestlé ha conseguido reducir casi en un 60% el consumo de agua por tonelada de producto en las 10 fábricas españolas, repartidas en 5 Comunidades Autónomas. Mientras que al inicio de la década actual el consumo era de 11 m³ por tonelada de producto fabricado, el año pasado se cerró con un consumo de 4,5 m³ por tonelada de producto.

Gráfico del consumo de agua por años

¿Cómo se ha conseguido?, Nestlé ha realizado una inversión de alrededor de 19 millones de euros en materia medioambiental en España, que ha permitido un ahorro de casi 5 millones de m³ de agua, cantidad que equivale a 1.870 piscinas olímpicas o al consumo anual de una población de 1.350.000 habitantes.

Las fábricas de La Penilla (Cantabria), con una disminución del 80%, Pontecesures (Pontevedra), con un descenso del 47,4 %, y Girona, con el 44,2%, han registrado las mayores reducciones en el consumo de agua por tonelada de producto fabricada en estos años.

Una de las medidas clave adoptadas por Nestlé ha sido la implementación de circuitos cerrados con torres de refrigeración que sustituyen a los circuitos de refrigeración de un solo paso. Estos últimos toman el agua del río y la devuelven a su caudal en las mismas condiciones que se había captado, mientras que en los circuitos cerrados el agua que se toma del río se incorpora a un circuito que, mediante aerorefrigeradores, permite utilizarla de manera constante. Esta medida no solo reduce el uso del agua del río, sino que también asegura su cauce natural y el mantenimiento de su biodiversidad asociada.

Infografía día mundial del agua Más información: Nestlé reduce en un 59,4% el uso de agua en sus 10 fábricas entre 2010 y 2016