Nestlé dibuja un mapamundi que recoge las carencias nutricionales de los países en desarrollo

Volver al listado de comunicados de prensaEsplugues de Llobregat,oct 23, 2013

Madre e hijo comprando

Nestlé está desarrollando un mapa del mundo que pone de manifiesto las carencias de micronutrientes en los países en desarrollo. La Compañía recopila y analiza información pública de las autoridades sanitarias internacionales y de los gobiernos locales sobre deficiencias dietéticas específicas de las zonas menos desarrolladas.

El proceso, llamado «mapeo nutricional», revela en qué áreas existe una necesidad de micronutrientes — incluyendo yodo, hierro, zinc y vitamina A– lo que permite desarrollar productos enriquecidos con determinadas vitaminas y minerales para ayudar a satisfacer necesidades concretas.

Impacto en la salud

Nestlé identifica las necesidades nutricionales por áreas geográficas y dentro de un grupo de población específica. Habitualmente son los niños y las mujeres en edad fértil los que obtienen más beneficio de los alimentos enriquecidos con vitaminas y minerales.

Hasta el momento, Nestlé ha recopilado datos de Perú, Venezuela, Brasil, Filipinas, Indonesia, Malasia y Vietnam. También está estudiando la situación en Omán, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Líbano, Nigeria, Ghana y Pakistán.

La ONU estima que 2.000 millones de personas alrededor del mundo sufren deficiencias de micronutrientes, es decir, padecen la llamada «hambre oculta».

La falta de micronutrientes en la dieta puede tener un impacto devastador y permanente en la salud humana. Por ejemplo, una deficiencia de hierro en la infancia puede afectar al desarrollo mental y al funcionamiento cognitivo. Otras consecuencias de este déficit son fatiga, debilidad y un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas.

Leche fortificada

El «mapeo nutricional» permite a Nestlé identificar los países en los que es necesario enriquecer algunos de sus productos con micronutrientes específicos o incluso crear otros enteramente nuevos. En 2012, Nestlé vendió más de 150.000 millones de porciones de productos enriquecidos. El objetivo es llegar en el año 2016 a 200.000 millones en todo el mundo.

En Venezuela, por ejemplo, el 30% de las mujeres y los niños padecen falta de hierro. Por este motivo y, teniendo en cuenta que los cubitos de caldo han sido identificados como buenos portadores de hierro, se han comercializado cinco nuevos productos enriquecidos.

Por otro lado, en Brasil existe una alta prevalencia de deficiencia de vitamina A, hierro y yodo, así como una baja ingesta de calcio y magnesio. En este sentido, se han adaptado productos enriquecidos para cumplir con estos requerimientos.

En Filipinas, donde más de un tercio de los niños en edad preescolar tienen anemia, Nestlé ha introducido una leche enriquecida con hierro.

Un reciente estudio independiente publicado sobre los efectos de la leche enriquecida y los cereales para niños concluyeron que pueden ser una opción efectiva para reducir la anemia en los niños de hasta tres años de edad en los países en desarrollo.

Más información:

Descarga esta nota de prensa en PDF (222 KB)