Nestlé premiada por su iniciativa "Lean en Compras"

Volver al listado de comunicados de prensaEsplugues de Llobregat,may 21, 2010

Nestlé ha sido galardonada en la primera edición de los premios del certamen «El Diamante de la Compra», concedidos por la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (AERCE) para reconocer los mejores proyectos del año en la gestión de Compras. Nestlé ha sido la ganadora en la categoría «Integración de proveedores en la cadena de valor».

La iniciativa premiada, abordada en el marco de Lean Thinking, es «Lean en Compras», una nueva forma de abordar la gestión de las compras que mejora la relación de Nestlé con sus proveedores a partir de la adopción de prácticas de colaboración que permiten la reducción de actividades sin valor añadido e integran al proveedor como una parte vital de la cadena de valor en el desarrollo de la actividad de Nestlé. Esta nueva forma de gestión constituye un modelo que refuerza las relaciones entre ambas partes a largo plazo.

Los premios, concedidos a las iniciativas más singulares por su innovación, originalidad o por el valor añadido que han aportado a las respectivas empresas, se entregaron en el marco del Congreso Profesional de Compradores 2010, que reunió a más de doscientos responsables de Compras para debatir sobre la importancia de la innovación y la responsabilidad social en sus organizaciones.

Las claves del éxito de «Lean en Compras»

La puesta en práctica de esta iniciativa ha requerido efectuar cambios sustanciales en la relación de la compañía con sus proveedores como, por ejemplo, la comunicación electrónica de necesidades de suministro, una optimización de los lotes de aprovisionamiento, la estandarización de los diseños del material de embalaje impreso y mejoras en el modelo de negociación.

Su aplicación ha redundado en ventajas no sólo para la compañía y sus proveedores sino también a otros niveles. Así, los clientes se benefician de una mayor capacidad de respuesta a sus necesidades, de flexibilidad y adaptación a sus necesidades específicas de surtido y de una disminución de roturas en sus lineales.

También los consumidores se ven beneficiados por una mayor frescura del producto, ya que se reduce considerablemente el tiempo transcurrido desde el inicio del proceso de fabricación y su llegada al punto de venta. Por último, la sociedad en su conjunto se ve favorecida por una disminución en la generación de residuos, tanto en lo que se refiere a producto caducado como a materiales obsoletos.

Descarga esta nota de prensa en PDF (0,1 MB)