El cerebro humano puede predecir el contenido en materia grasa de un alimento a partir de información visual

   
Volver al listado de comunicados de prensaEsplugues de Llobregat,feb 24, 2009

Un estudio científico, en el que ha colaborado el Centro de Investigación Nestlé de Lausana, descubre las regiones cerebrales y los mecanismos implicados en los procesos de elección y percepción de los alimentos. Las regiones cerebrales asociadas a la toma de decisiones responden con más fuerza a los alimentos con alto contenido en grasa.

Esplugues de Llobregat, 25 de febrero de 2009.— Un reciente estudio científico revela que el cerebro humano es capaz de predecir el contenido energético y de materia grasa de los alimentos con una simple mirada. Este es el resultado de un proyecto de colaboración entre el Centro de Investigación Nestlé, de Lausana, el Centre Hospitalier Universitaire Vaudois (CHUV), la Universidad de Lausana y el Centre d'imagerie Biomédicale (CIBM).

En la investigación participaron adultos sanos a los que se les pidió que distinguieran entre diferentes imágenes —algunas de alimentos y otras no–, mientras se medía su actividad cerebral mediante electroencefalogramas. Las imágenes de alimentos estaban además subdivididas en alto y bajo contenido en grasa, información que desconocían los participantes.

Tras sólo 200 milisegundos después de ver las imágenes, el cerebro distinguió entre alimentos de alto y de bajo contenido en grasa. Los resultados de los electroencefalogramas revelan que las regiones cerebrales asociadas a la toma de decisiones y a la evaluación de la recompensa responden con más intensidad ante alimentos con alto contenido en grasa. Así pues, la información relacionada con la evaluación de la recompensa —asociada en este caso a la cantidad de energía o al contenido en grasa— es tratada con rapidez y en paralelo en las regiones cerebrales que participan en la categorización y en la toma de decisiones.

«Curiosamente, hemos descubierto que el cerebro adulto puede estimar el contenido de materia grasa de los alimentos, simplemente a partir de información visual, y que este proceso ocurre en 200 ms. Estos resultados ayudarán a comprender cómo los individuos procesan e interpretan el valor nutricional de los alimentos», afirma la doctora Julie Hudry, investigadora del Centro de Investigación Nestlé, de Lausana (Suiza).

Los conocimientos adquiridos gracias a este estudio permitirán una mejor comprensión sobre los procesos de valoración y elección de los alimentos por parte de los seres humanos.

El compromiso de Nestlé con la nutrición

Nestlé cuenta con la mayor red privada de I+D en nutrición a nivel mundial, compuesta por un total de 26 centros de investigación en los que trabajan 5.000 personas. Sólo en el Centro de Investigación Nestlé, situado en Lausana (Suiza), trabajan alrededor de 700 científicos procedentes de 45 países. Su trabajo consiste en convertir los resultados científicos en propuestas concretas que constituyan una aportación significativa para el consumidor, que demanda productos saludables y nutricionalmente equilibrados, sin olvidar el componente del placer.

Ciencia e investigación

El Centro de Investigación de Nestlé, junto a su extensa red de alianzas externas, se ha convertido en un centro líder en investigación sobre alimentación y nutrición. Actualmente Nestlé cuenta con alianzas estratégicas con reconocidas instituciones científicas mundiales para ampliar los conocimientos sobre nutrición, salud y bienestar. Nestlé se esfuerza constantemente por encontrar soluciones nutricionales útiles para los consumidores, integrando diversas disciplinas científicas y gracias a su experiencia en áreas tan diversas como la biología, la tecnología de los alimentos, la nutrigenómica o la sociología.

Descarga esta nota de prensa en PDF (0,1 MB)