Los bombones de Nestlé cobran vida de la mano de La Casa de Carlota

Volver al listado de comunicados de prensaEsplugues de Llobregat,dic 23, 2015

 

Por segundo año consecutivo, Nestlé ha confiado al estudio creativo La Casa de Carlota el diseño de la caja de bombones especial con la que la Compañía felicita las fiestas a sus trabajadores y a las personas con las que mantiene relación profesional.

La creatividad del pasado año, que tenía como protagonista un peculiar reno, recibió un Premio Laus de Oro, reconociendo públicamente la labor que lleva a cabo La Casa de Carlota, que promueve el contacto de personas con discapacidad intelectual con el ámbito profesional, con el objetivo de sumar talento e integrar las capacidades individuales de cada uno en el proceso creativo. Los Premios Laus de Diseño Gráfico y Comunicación Visual están organizados por la Asociación de Diseñadores Gráficos y Directores de Arte (ADG-FAD).

Este año, el diseño ha cambiado de protagonista y son los propios bombones de Chocolates Nestlé los que protagonizan la creatividad. En el exterior de la caja, los bombones cobran vida y aparecen caminando por la falda de una montaña, plagada de abetos, por la que se desliza un trineo. Una nueva prueba de la capacidad creativa de este equipo de enamorados del diseño que ha sido muy bien acogida por cuantos estos días están recibiendo la felicitación de Nestlé.

Representantes del área de Comunicación de Nestlé han visitado al equipo de creativos de La Casa de Carlota para felicitar a sus autores por el trabajo realizado y entregarles, en absoluta primicia, esa caja de bombones tan especial.

Un proyecto diferente

La Casa de Carlota es una idea original de la agencia 1000friends, especializada en Responsabilidad Social Corporativa y marketing con causa social, que cuenta con el apoyo de la Fundación Aura.

José María Batalla y Sergi Capell, socios fundadores de 1000friends y de La Casa de Carlota, declaran que han creado el primer estudio de diseño formado por creativos con síndrome de Down y estudiantes de diseño porque tienen la plena convicción de que estas personas «merecen integrarse con absoluta normalidad en el mercado laboral».

Su objetivo es potenciar la incorporación al mercado laboral de personas con discapacidad intelectual, sacando el máximo partido a sus capacidades y no a sus discapacidades, a la vez que concienciar a la sociedad de sus extraordinarias dotes para el mundo del diseño.

Más información: