El 28 de abril se celebra el Día mundial de la seguridad y la salud en el trabajo

Volver al listado de comunicados de prensaEsplugues de Llobregat,abr 21, 2009

  • En los últimos tres años, Nestlé España ha invertido más de 10 millones de euros en la mejora de la seguridad de sus centros.
  • Los trabajadores de las fábricas reciben formación continua en materia de seguridad. El año pasado, en cada centro fabril se impartieron más de 1.000 horas de clase.
  • Hace ya medio siglo que Nestlé desarrolla programas de promoción de la salud, de prevención de las enfermedades y de educación sanitaria.

«Un accidente es demasiado». Con estas palabras, Giuseppe Sesia, director de Producción de Nestlé España, resume la filosofía de Nestlé en materia de seguridad. «En estos momentos nuestros esfuerzos se dirigen a la formación del personal. El objetivo es concienciar a los trabajadores para que adopten un comportamiento adecuado en materia de seguridad e intentar, de este modo, erradicar situaciones que puedan desencadenar un accidente», comenta Sesia.

El año pasado se impartieron más de 1.000 horas de formación técnica y práctica en materia de seguridad en cada centro fabril de Nestlé (transporte de mercancías peligrosas, seguridad en el manejo de carretillas elevadoras, trabajos de altura, primeros auxilios…). Así pues, gracias al esfuerzo llevado a cabo en materia de formación y a la importante inversión realizada, los índices de siniestralidad de Nestlé -ya residuales- están cada vez más cerca de alcanzar el objetivo: cero accidentes.

Entre los diversos programas de seguridad implantados en las fábricas destaca el proyecto BBS (Behaviour Based Safety), que sensibiliza a los trabajadores hacia un cambio actitudinal en el trabajo. La clave del éxito de este proyecto ha sido la gran participación y compromiso de todo el personal en la creación de rutinas y comportamientos seguros, que se traducen en el fomento de la expansión de esta cultura más allá del entorno de trabajo.

INVERTIR EN SEGURIDAD

Nestlé España ha invertido en los últimos tres años más de 10 millones de euros en la mejora de la seguridad en sus centros de trabajo. Una de las inversiones más importantes es la que se ha realizado en la fábrica de Girona con la instalación de un almacén automático de contenedores de acero inoxidable para la provisión de café. Hasta el momento de su implantación, la intervención humana en la manipulación del café podía comportar cierto riesgo para los trabajadores pero actualmente, gracias a la automatización total del proceso, el riesgo de siniestralidad es nulo. Por otro lado, la instalación de celdas robotizadas en la zona de embalaje de la fábrica de Pontevedra, que reducirá el flujo de carretillas elevadoras, o la aplicación de un nuevo tratamiento en el suelo de la fábrica de Valladolid, que minimiza el riesgo de caídas, son otros ejemplos de mejoras en la seguridad de los centros de trabajo de Nestlé España.

PREVENIR ENFERMEDADES Y PROMOCIONAR LA SALUD

El compromiso de Nestlé con la salud y el bienestar, que se encuentra en los orígenes de la compañía, se dirige no sólo a sus consumidores sino también a su equipo humano. En este sentido, el doctor Jordi Salvador, Jefe de la Unidad de Medicina de Empresa y coordinador de los servicios médicos de los centros de trabajo de Nestlé España, afirma que «el entorno laboral es un marco ideal para prevenir enfermedades y promocionar la salud, dos actividades que forman parte de la política de recursos humanos de nuestra empresa».

La implantación de los programas de salud en la compañía cuenta con una larga trayectoria. En este sentido, cabe destacar que ya en los años 20 Nestlé España disponía de un Servicio Médico propio que, desde los 60 viene desarrollando varios programas de promoción de la salud así como de prevención de las enfermedades y educación sanitaria.

Por otro lado, en la década de los 80 dio comienzo un programa de prevención cardiovascular y otro de diagnóstico precoz del cáncer ginecológico. En 1995, además, se inició el plan de prevención del cáncer de próstata y, más tarde, se implantaron las campañas de detección precoz del glaucoma, medidas contra el sobrepeso, detección de la osteoporosis e, incluso, un plan de ayuda al abandono del tabaco, actividades que convierten a Nestlé España en una empresa de indiscutible experiencia en la implantación de programas de salud.

En el año 2000 adquirió especial relevancia el programa de prevención de lesiones músculo-esqueléticas, con el que la compañía se posicionó como empresa pionera en la aplicación de este tipo de iniciativas. Actualmente, Nestlé es una de las pocas empresas de nuestro país que sigue aplicando este ambicioso programa. «Implicar al equipo humano en este tipo de programas es un factor clave para el desarrollo de la estrategia de la empresa», afirma el doctor Jordi Salvador.

DESFIBRILADORES EN LOS CENTROS DE TRABAJO

Sin duda, otra de las acciones que avala el compromiso de la empresa con la salud de sus trabajadores es el hecho de que todos los centros de trabajo dispongan de un desfibrilador automático, un dispositivo portátil que puede llegar a evitar la muerte en casos de parada cardiorrespiratoria. Además, todo el personal sanitario de Nestlé recibe formación continuada de RCP (Resucitación Cardio-Pulmonar) y forma al personal de los centros de trabajo en primeros auxilios.

Descarga esta nota de prensa en PDF (0,1 MB)