7 recomendaciones para comer con menos sal y mantener el buen sabor

nov 19, 2014

¿Quieres reducir tu ingesta diaria de sal sin sacrificar el buen saborde las comidas? A continuación, te damos siete consejos para que disfrutes de una dieta saludable y sabrosa.


1. ¿Qué cantidad se necesita?


Conoce los valores para llevar una dieta sana.

Cantidad justa de sal

Es complicado reducir la ingesta diaria de sal sin conocer los valores recomendados. La Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta máxima de 5 gramos de sal al día, aproximadamente una cucharilla de café, así que ésta puede ser una buena referencia diaria a tener presente cuando nos disponemos a reducir la cantidad de sal de las comidas. Si necesitas consejo, puedes consultar a tu médico.


2. Elige mejor tus compras


Presta atención a lo que colocas en el carro de la compra.

Presta atención a lo que colocas en el carro de la compra

Averigua si tus alimentos favoritos tienen un alto contenido en sal leyendo las etiquetas de los productos. Ponemos a tu disposición toda una gama de productos bajos en sal y estamos trabajando para reducir todavía más el contenido en sal de todos nuestros productos, incluyendo las sopas y fideos Maggi y las pizzas Buitoni.


3. Cocina con menos sal


Elimina la sal de tu libro de recetas.

Cocina con menos sal

Solemos añadir una pizca de sal a cada receta, pero mucha gente añade de nuevo sal a la comida una vez servida. ¿Por qué duplicar la dosis? Aunque puede que la sal ayude en el proceso de cocción de algunos alimentos, es buena idea no añadirla como potenciador del sabor y dejar que cada comensal decida a su gusto.


4. Descubre recetas de bajo contenido en sal


¡Descubre, crea y comparte!

grupo de amigos comiendo sano

Basta con realizar una búsqueda rápida por internet para encontrar todo un mundo de recetas de bajo contenido en sal para todos los gustos. En Nestlé, te ofrecemos una amplia gama de recetas bajas en sal para ayudarte a reducir la sal de la dieta. Experimenta a tu gusto, añade tu toque personal y ¡comparte tus recetas!

Descubre nuestras recetas cardiosaludables, con bajo contenido en sal

5. Prueba antes de añadir sal


Cambia la costumbre de toda la vida.

Prueba antes de sazonar

¿Todavía necesitas más sal en tus comidas? Muchos de nosotros añadimos sal porque es un ritual antes de empezar a comer. Tal vez no sea necesario. Si vas a añadir sal, como mínimo prueba la comida antes para ver si te gusta sin el condimento extra. Es probable que no notes la diferencia.


6. Aprende a disfrutar con menos sal


Lo importante es el sabor.

Disfrutando un plato de pasta

No temas reducir la sal; tus papilas gustativas se acostumbrarán con el tiempo. En Nestlé hemos ido reduciendo progresivamente los niveles de sal de nuestros productos alimenticios desde 2005, con el fin de dar tiempo a nuestros consumidores para acostumbrarse al cambio de sabor.


7. Ábrete a nuevos sabores


Hierbas y especias

Especias como alternativas a la sal

La sal no es el único condimento que existe. Intenta encontrar un sustitutivo de la sal en tu cajón de especias y añádelo a tus comidas favoritas. En Nestlé, nuestros chefs buscan constantemente maneras diferentes de potenciar el sabor, empleando diferentes especias y hierbas en lugar de sal.