Muhammad ya tiene acceso a agua potable gracias a una planta purificadora construida por Nestlé

mar 22, 2016
Muhammad Ammar y sus compañeros de clase tienen acceso a agua potable

Ahora Muhammad Ammar, de diez años- a la izquierda de la fotografía-, y sus compañeros de clase ya tienen acceso a agua potable. Esto se debe a que Nestlé construyó una planta purificadora cerca de su escuela en la población de Allahabad, en el norte de Pakistán.

Muhammad es uno de los cerca de 30.000 habitantes de la zona que ahora tienen acceso a agua potable. Nestlé edificó tres nuevas plantas de purificación de agua en esta área. En total, hemos construido ocho plantas en todo Pakistán para proporcionar agua potable a más de 50.000 habitantes.

Disponer de agua potable comporta numerosos beneficios a nivel social, económico y de salud. Por ejemplo, los suministros seguros en Sheikupuru, en el norte de Pakistán, han reducido de forma significativa el número de escolares que enferman con diarreas. Un acceso fácil a agua potable favorece también que niños como Muhammad vayan a la escuela.

El agua y el saneamiento son derechos humanos. En 2015 invertimos en infraestructuras para suministrar agua potable a 440.000 personas de todo el mundo que viven cerca de las fábricas y de las granjas que nos suministran.

El agua es un recurso preciado que pertenece a todos. Como empresa nos centramos en utilizarla de forma responsable y animamos a otros a hacerlo también.

Conoce mejor nuestros compromisos en materia de agua