Henri Nestlé cumple 200 años

ago 9, 2014

Nestlé conmemora el 200 aniversario del nacimiento de Henri Nestlé, el hombre que fundó un negocio de cereales infantiles que, tras fusionarse en 1905 con Anglo-Swiss Condensed Milk Co, se convertiría en la mayor empresa del mundo en el sector de la alimentación y bebidas.

Nacido hace dos siglos en Alemania, el sentido de Henri Nestlé por la innovación científica, combinado con el instinto por el marketing y la ambición a escala mundial, siguen caracterizando e impulsando a la compañía hoy en día.

"Dos siglos después del nacimiento de su fundador, las actividades de Nestlé atesoran una extraordinaria continuidad," declaró Paul Bulcke, Consejero Delegado de la firma.

Aunque Nestlé ha multiplicado por varias cifras el número de sus productos y los mercados en los que opera, su pasión por la calidad y el uso de los últimos avances científicos para mejorar el valor nutricional de sus productos permanece inalterable," añadió.

Originario de Fráncfort del Meno, Henri Nestlé se formó como ayudante de farmacéutico antes de mudarse a la villa suiza de Vevey, a la orilla nordeste del lago Lemán, para perfeccionar sus conocimientos científicos.

Fue en Vevey donde en 1867 establecería su negocio de cereales para bebés, y desde entonces esta pequeña localidad ha sido siempre la sede mundial de la compañía que creó.

Un innovador experimental

El don de Henri Nestlé para los negocios afloró cuando compró una propiedad residencial con varios edificios anexos, incluyendo un molino, una destilería y un almacén. Fue ahí donde, gracias a formación en química y su mente creativa, obtuvo éxito a diferentes niveles fabricando toda una gama de productos muy diversos: desde limonada hasta vinagre, pasando por la pintura y los fertilizantes.

En aquella época el elevado índice de mortalidad infantil representaba un grave problema social. Ya existían los alimentos para bebés, pero su preparación era muy complicada y laboriosa, y además no solían ser agradables a los paladares de los más pequeños. La leche era difícil de conservar y rara vez era pura.

Henri Nestlé entendió que los ingredientes básicos que los bebés necesitaban eran una leche de buena calidad, harina de trigo y azúcar. El almidón y el ácido se eliminaron drásticamente de la harina para que los bebés la pudieran digerir mejor.

El nacimiento de la «Farine Lactée»

Empleó leche suiza de calidad superior para elaborar un concentrado de leche y harina horneado para formar una galleta de textura dura que amasó y mezcló con la leche antes de secarlo para obtener el producto final. "Es un descubrimiento de suma importancia y con un futuro muy esperanzador," declaró entusiasmado sobre su producto, al que llamó Farine Lactée.

La Farine Lactée se comercializó por primera vez en 1867. Se suministró una versión diluida del producto a un bebé de la zona que había nacido prematuramente y al que los médicos le pronosticaban pocas posibilidades de sobrevivir. El bebé se recuperó gracias a ese "producto milagroso", las noticias volaron y la demanda de los cereales para bebés de Nestlé se disparó.

Trabajando conjuntamente con científicos y médicos, Henri había aplicado los más avanzados conocimientos científicos de la época para obtener un producto de éxito y fácil de fabricar. Era el alimento para bebés más completo que existía: fácil de preparar, sabroso para los bebés y con una base científica sólida. Además, también era versátil: fortalecido con hierro y otros aditivos, la Farine Lactée podía adaptarse también como remedio para problemas nutricionales propios de los adultos, como la anemia.

Imagen conmemorativa del aniversario de Henri Nestlé  

Maestro de del marketing

Pionero en técnicas de marketing, Nestlé modificó su propio escudo familiar para crear el símbolo de la empresa, consistente en una familia de pájaros en un nido. Consciente de la importancia y el poder de la imagen, y de la asociación con su nombre, Nestlé resistió varios intentos de adaptación y hoy en día sigue manteniendo el mismo logotipo.

Entre otoño de 1867 y marzo de 1875, cuando Henri vendió la compañía, las ventas anuales habían aumentado de 8.600 botes de cereales para bebés a más de un millón. En 1874, el producto de cereales para bebés se comercializaba ya en 18 países, incluyendo Australia, Brasil y Rusia, en los cinco continentes.

Henri Nestlé falleció el 7 de Julio de 1890 pero sigue siendo recordado como un emprendedor que aplicó sus conocimientos científicos para satisfacer las necesidades de la sociedad. Su persistencia y dedicación engendraron una compañía que, como su fundador, sigue comprometida con el uso de los últimos avances científicos para mejorar el valor nutricional de sus productos.

Aunque el ayudante de farmacéutico de Vevey que fundó la compañía jamás hubiera imaginado las dimensiones y la relevancia que alcanzaría su empresa, los objetivos de Nestlé hoy en día —ser la compañía líder a nivel mundial en nutrición, salud y bienestar— siguen fieles a las inquietudes originales de su fundador hace 150 años.