Cogeneración en La Penilla de Cayón

País : España

Área de impacto

  • Nutrición
  • Agua
  • Desarrrollo Rural
  • Sostenibilidad medioambiental
  • Cumplimiento
  • Compromiso con la comunidad
ene 1, 2008, actualizado enero 2008

Caso de estudio

Cogeneración en La Penilla de Cayón
Planta de cogeneración en La Penilla de Cayón

El Grupo Nestlé inicia su presencia en España en la fábrica de La Penilla en 1905, con la producción de harina lacteada Nestlé. A lo largo de más de un siglo, este centro productivo ha ido creciendo hasta la fecha actual, donde procesa harinas infantiles, cacao soluble, chocolates y confitería.

El centro de producción de Nestlé en La Penilla ocupa en la actualidad una superficie construida de 48.000 m2, empleando un promedio de 800 personas. En el año 1994 se puso en marcha una central de cogeneración para cubrir las demandas eléctricas y térmicas que la fábrica requería y que hoy sigue operando. La Penilla de Cayón constituye hoy día un excelente ejemplo de una instalación eficiente, construida hace más de 15 años, mejorada en varias ocasiones y que sigue funcionando de forma eficiente como fruto de la responsabilidad social corporativa de Nestlé.

Instalaciones

La diversidad de productos que se fabrican en el complejo fabril de La Penilla de Cayón conlleva todo tipo de procesos y tratamientos, aunque sus principales consumos energéticos son electricidad y gas natural para la producción de vapor para procesos.

También existía un consumo térmico, con el fin de producir aire caliente para una torre de secado, así como el uso directo de gas natural para torrefacción, laboratorios, etc.

La fábrica trabaja a tres y cuatro turnos, en función de la estacionalidad y demanda de productos, con más de 7.200 h de producción al año.

Soluciones implementadas

Para el período en que se planteó la cogeneración, el Grupo Nestlé ya había iniciado una política de reducción de energía en sus operaciones, para conseguir hacerlas cada vez más eficientes.

En este punto es donde la cogeneración toma protagonismo, ya que era aplicable directamente a los procesos productivos de Nestlé en La Penilla, donde se dispone de simultaneidad de consumo de energía eléctrica y térmica.

A la hora de plantear el proyecto de La Penilla, para Nestlé la cogeneración ya no fue una nueva tecnología, pues ya se había empleado en la fábrica de Girona. Hoy en día Nestlé cuenta con esta tecnología en una docena de fábricas por todo el mundo.

La cogeneración se planteó como un agente externo de producción energética eficiente, cuya generación de electricidad y vapor se integraba en las instalaciones existentes de calderas y servicios generales. Así, gracias a la preocupación de Nestlé por la creación de valor compartido, se diseñó éste nuevo en base a la demanda térmica, y la salida de vapor de cogeneración se conectaba al colector de distribución de vapor existente de fábrica. La conexión eléctrica era en paralelo a la red y en el mismo punto eléctrico que se requería para la demanda de fábrica, de forma que se exportaba aquella producción eléctrica que no se consumía en fábrica. La planta no basó su rentabilidad en la exportación de electricidad, sino en la maximización del uso de la energía térmica de cogeneración y el ahorro en coste de combustible.

En el consumo eléctrico, se consideraba que la red de suministro era un elemento fiable, aunque en el período de la implementación de la cogeneración (año 1994), la propia cogeneración ayudó a dar estabilidad a la misma.

Sistema de cogeneración

La cogeneración con turbina y caldera de recuperación permite, a partir del gas natural, la producción de electricidad y vapor en el mismo emplazamiento y de forma simultánea, lo que aumenta la eficiencia del sistema. De esta forma, y a nivel global, se cuida el medio ambiente al reducir su consumo de energía y, como consecuencia, sus emisiones de CO2. Además, obtiene mayor rendimiento energético, menores pérdidas de transporte de electricidad en la red y una reducción en su factura de energía.

Con la cogeneración se cubría más del 70% de las necesidades térmicas en vapor, quedando unas 30.000 t/año de vapor a producir con las calderas convencionales, y permitía mantener la planta de cogeneración maximizada en su aprovechamiento energético y eléctrico.

La central de cogeneración ya dispone de más de 130.000 h de funcionamiento. En el año 2008, esta cogeneración tuvo una producción de vapor de 92.000 t/año, equivalentes a un consumo energético de gas natural de 73.390 MWh/año. La producción de electricidad ha sido de 37.763 MWh/año, como resultado se ha conseguido ahorrar la emisión de 5.386 t/año de CO2. La inversión en 1994 fue de 3,3 millones de euros.

Conoce más acerca de la gestión medioambiental de Nestlé

Conoce el centro de producción de La Penilla por dentro

Descripción del programa

Valor para la sociedad

Valor para Nestlé

Next Steps